Esta madre posa en ropa interior en Internet. 7 horas después la foto provoca una avalancha….

Después de ser madre, Mal Rymill, decide regresar al gimnasio para recuperar sus formas tras nueve meses de embarazo. No obstante lo que le sucedió la hizo enojar tanto que publico un mensaje en las redes sociales con el que ha provocado un revuelo en todo el mundo.

 

 

 

m

m1

Hoy tuve mi primera sesión con mi entrenadora personal y lo primero que me dijo fue: “Obviamente quieres volver a pesar lo que pesabas antes del embarazo”. No era una pregunta, era una afirmación. Y esto me MATÓ.

Podía haberle respondido amablemente diciéndole algo como: “Mi objetivo es recuperar mi fuerza y resistencia. No me preocupa el aspecto de mi cuerpo, solo si funciona bien, y puede funcionarme muy bien”,

Pero esto me dio que pensar. A las mujeres que acaban de tener un hijo les dicen que tendrán buen aspecto una vez vuelvan a estar como antes del embarazo. Esto las hace presuponer rápidamente que no están bien con sus kilos de más. A las chicas delgadas se las envidia por no tener grasa o se las criticará por matarse de hambre para estar así.  A las mujeres con curvas se las tachará de gordas o se les llamará valientes por sentirse bien con sus cuerpos. Siempre hay presión.

Nadie se siente todo el tiempo al 100% a gusto en su cuerpo. Etiquetar a las personas e imponer expectativas según estas etiquetas es dañino para todos, incluso para aquellos que ponen las etiquetas.

Lo que debería preocuparnos es si a la gente le va bien, no el aspecto que tengan.

 

Así que aquí estoy. Puede que no sea una modelo de revista. Mi ropa interior de abuela y mi sujetador para mamás no las llevarán en las próximas pasarelas. Tengo el pelo grasiento, no llevo maquillaje, tengo el cuerpo blando y rechoncho. No estoy segura de si realmente estoy bien.  Pero soy fuerte y tengo salud. Soy tremendamente fuerte! Que le den a lo que la sociedad quiere de mí. Esto es lo que tengo que ofrecer.

m2

 

En solo 7 horas este post se compartió más de 7000 veces, incluso después de que la foto se bloqueara por poco tiempo porque alguien denunció que iba contra las normas de Facebook. A eso Mel solo tiene que decir: “Es de risa. Lo que llevo en la foto cubre más que lo que cubren los bikinis”. Pese a todo, mujeres de todo el mundo alaban la acción y palabras de Mel. La australiana ha invitado a otras mujeres a subir sus fotos en ropa interior como protesta contra la presión de las tallas. Cientos de mujeres han escuchado su llamada.

m3

m4

m5

 

m6

Mel Rymill nunca pensó que su post de Facebook se volvería viral, pero encuentra muy positivo que tantas mujeres estén orgullosas de sus cuerpos y publiquen fotos de sus cuerpos con defectos. “No importa si eres alto, bajo, huesudo, rechoncho, “dodecaédrico”, hombre, mujer o estás en cualquier otro lugar de la escala de sexo; lo que importa es que reconquistemos el mundo con cuerpos reales…NO, con PERSONAS REALES“.

m7

Mel Rymill piensa que no ha de dejarse etiquetar por la sociedad y que nadie puede decirle cómo ha de ser su cuerpo. Esta foto es la muestra. Si también te ha gustado el claro mensaje de esta australiana, compártelo con todos tus amigos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close