Sus padres no lo querían, así que su abuela se lo llevo. ¡La manera en que se lo agradeció es genial!

abuela

Esta es una historia real, publicada recientemente en las redes sociales. Te dejada sin palabras.

“Muchas veces vemos las cosas especiales como parte de la rutina puesto que sin darnos cuenta nos vamos acostumbrando a ellas.  Esta es la historia que te hará reflexionar, pues un señor desde hacía un largo tiempo recibía unas rosas de parte de un miembro de su congregación para que la colocara en su traje cada domingo en la mañana”. Para él era algo normal, un simple gesto puesto que cada domingo la recibía, sin embargo un día todo cambio.

Cierto día el señor iba saliendo de misa, y un joven se le acerca y le dice, “Señor, ¿qué hará con esa hermosa flor?”.

En un precio el señor no comprendía que le estaba hablando, pero luego de unos segundos lo pudo comprender. “¿Te refieres a esto?” le dije mientras señalaba la rosa en su traje.

Así es señor, si la va a tirar me gustaría quedármela, sonriendo le dijo, claro que sí, y por curiosidad pregunta, ¿para que la quieres?

El pequeño, que no llegaba ni a 10 años, lo miro y le dijo: “Me gustaría regalársela a mi abuelita, y comenzó su relato. Mis padres se divorciaron hace un año. El principio seguí viviendo con mi madre, pero luego ella se casó y prefirió que me fuera a vivir con mi padre. Durante una temporada vivía con él, sin embargo un día me dijo que podría seguir quedándome con él y me envió donde mi abuela. Ella me recibió con los brazos abiertos, es muy buena conmigo, me cocina, me cuida por eso quisiera darle una rosa por quererme tanto y demostrarme que soy importante para ella”.

Cuando el pequeño niño termino de hablar, el señor no podía pronunciar palabras del asombro, sus ojos se cubrieron de lágrimas, sus palabras llegaron hasta lo más profundo de su corazón.  Luego tomo la rosa de su pecho y se la entregó al niño, y le dijo: “hijo, esas son las palabras más hermosas que he escuchado en mi vida, pero quiero darte algunas otras flores. Si ves el pulpito podrás notar que hay un gran ramo de rosas, que las compran las familias para la iglesia cada semana. Llévale esas a tu preciada abuelita pues merece lo mejor del mundo”.

Como si no fuera suficiente, el último comentario del pequeño me dejo más impactado. Que hermoso y maravilloso día. Quería una flor y me regalaron el ramo más precioso del mundo.

Este pequeño niño valora y agradece enormemente, por algo que muchos por hecho y por obligación: Tener amor y familia. Usualmente el amor y la familia lo dan los padres pero al él lo abandonaron y este angelito cree en bondad del ser humano. ¿Cómo pudieron esos padres ser tan crueles? Pero gracias a su abuelita, este pequeño niño ahora vive feliz. Su relación es, sin duda, muy especial. COMPARTE ESTA CONMOVEDORA HISTORIA CON TUS SERES QUERIDOS. 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close