¡Aterrorizante! la carta que leyó un niño en el funeral de su abuela, sorprendió a todos.

Los momentos más terribles es cuando un familiar muere, en especial cuando se trata de los padres o de los abuelos. Se sorprenderán lo que le escribió este niño a su abuela y leyó en su funeral.

Todos en la ceremonia comentaban que a pesar de que tenía 92 años, ella le gustaba pasear, el llanto y el silencio en el funeral era desgarrador para todos los presente.

Sin embargo, esto no fue así para la familia de Marco de 11 años de edad, quien pidió la palabra en la ceremonia para leer una carta que le había escrito a su abuela. Se dice que los niños dicen la verdad de lo que están sintiendo. La carta decía así:

carta

 

La abuela Marta vivió en casa con nosotros, nos contaba siempre historias de mis tíos y mi padre cuando eran jóvenes, nos hacía pasar horas sentados con ella para escuchar esas historias. Mi abuela era divertida, y aún más cuando papá abría la botella de vino que tenía en la despensa.

Me encantó mucho un día que mi tío Juan y mi padre trajeron a la casa una iguana muy grande, ellos la habían robado de la tienda de mascota, porque consideraron que estaba sufriendo encerrada en un pequeño armario.  La abuela molesta les dijo que devolvieran la iguana, porque era un bicho feo y no lo quería en la casa.

A mí no me gustaba tampoco cuando ella nos golpeaba la cabeza, cuando no queríamos comer, tampoco me gustaba que nos jalara las orejas cuando decíamos malas palabras. Me moleste mucho cuando mi hermanito se hizo pipí en los pantalones y ella lo encerró en el baño por dos horas. Continúo…

Yo intente abrirla la puerta para que mi hermanito saliera del baño y ella me regaño y me dijo que me fuera al cuarto. No me gusto tampoco cuando le arrojo el plato de comida a nuestra niñera Luisa porque no le puso sal al arroz. Nunca olvidaré el día que nos apago la televisión cuando veíamos un partido de Brasil, porque debíamos ir a clases al día siguiente, a pesar de que mi padre nos autorizo a verlo y ella nos dijo que eso no podría ser que era un disparate y no nos dejo ver el partido. Al día siguiente en el colegio mis compañeros comentaron el partido, que mi abuela no me dejo ver. Agregó finalmente…

La quería mucho por ser mi abuela, pero esa malvada y muy vieja. Eso no me gustaba. Discúlpame abuela, seguramente haya en el cielo está molesta conmigo, pero opino que ella ira al infierno porque era muy mala.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close