PARA TI, QUE ME HICISTE MADRE SOLTERA A LOS 19 AÑOS

Podría haberte escrito a ti directamente, pero hoy conociéndote tal cual cómo eres, puedo decir que todo lo que venga de mi no te importa, ni desperdiciarías tu tiempo en lo que siento. De igual manera te escribo para agradecerte lo que me has dado y lo que ahora soy.

Por cómo te conozco te preguntaras, porque motivo te doy las gracias si me abandonaste, pero por esa misma razón te agradezco que me hayas dejado de la manera  en que lo hiciste. Te explico.

1

Mayormente las chicas que tienen 19 años suelen divertirse, disfrutar de las fiesta, ir a la universidad, hablar de los chicos que les gusta, despertar tarde y no tener ningún  tipo de preocupaciones. Muchas veces por las noches me acostaba en la cama con mi barriga grande de meses y sentía envidia por mis amigas, llegaba hasta a maldecirte por lo que me hiciste. Supe que salías con las chicas de bar, te divertías sin ningún tipo de preocupaciones.

2

 

Acepte que después de años de relación y quedar embarazada hayas decidido  no ser parte de nosotras, pero no eso no puedo odiarte al contrario, te agradezco por dejarme algo tan valioso que es tener a nuestra niña que llego a ser la luz de mis ojos.

Te agradezco porque cada amanecer con ella  suplanta tu ausencia, gracias por su hermosa sonrisa, gracias porque ya sé que contarle cuando tengamos que hablar de sexo, que por acostarte con una persona y tener un hijo no te garantiza que te quieran y que pasen una vida contigo. Gracias por abandonarme de igual manera ya sabíamos que esta relación no iba a durar. Todos los días te doy las gracias por nuestra hija.

3

 

Deje la universidad, tuve que trabajar tiempo completo, estudiar de noche y despertar con llantos de una bebé, yo no pensé tener a mis 19 años tantas responsabilidades. Nada de esto estaba en mis planes.

Después de que me dejaste pude conocer a alguien que se preocupaba por nosotras, que me prestara atención y que nos apoyaba en todo momento, esa gran persona pudo ocupar el lugar que dejaste.

Gracias a todo esto me di cuenta que soy una gran mujer, completa por cierto, que puedo ser padre y madre a la vez y que no necesito de ti para criar a mi hermosa hija, esta es mi mayor victoria.

Muchas veces te extraño, luego veo la cara sonriente de nuestra hija con la que no quisiste compartir tu vida al lado de ella, y caigo en mi realidad, prefiero térnela a ella que estar junto a ti, no sé qué sería de mi sin ella.

Yo estaba asustada y me imagino que tú igual, pero yo enfrente mis miedos y no huí con la que tú creíste que era la mejor decisión. Ella crecerá y se dará cuenta de todo lo que yo sacrifique y me agradecerá eternamente por yo entregarle mi vida.

Mis padres siempre me advirtieron que tú no eras la mejor persona para mi, gracias por irte y ser la persona egoísta que eres.

Ya no creo en los cuentos de hadas la siempre magia se acaba. Pero al menos me dejaste a esta hermosa princesa que me dice cada día mamá.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close