No creerás de cuanto fue la cuenta, luego de invitar a comer a dos niños de la calle.

Akhilesh Kumar es un ciudadano habitante de la India, un día común y corriente como cualquier otro, Akhilesh fue a un restaurante en dónde acostumbraba a cenar muy frecuentemente. Todo parecía muy normal, excepto porque en el momento en el que el ciudadano se disponía a ordenar su plato favorito del menú, notó que al otro lado de la ventana del restaurante; desde la calle, lo observaba un niño de abundante pobreza, lo observaba con ojos grandes y tristes, deseosos de compartir la mesa con ese hombre, aunque fuese sólo para probar un bocado de la deliciosa comida que se veía que servían en ese lugar. El hombre al percatarse de eso, no pudo resistirse e invitó a cenar al niño, el cual aceptó gustoso la invitación del desconocido.

por1

Esto no fue suficiente, el niño estaba acompañado de su hermana menor, así que le pidió al señor que los invitara a comer a ambos, el señor pensativo aceptó la propuesta y los invitó a ambos a cenar.

bbb2

El señor pidió que los dejaran pasar para compartir con ellos. Luego de estar en el restaurante, Akhilesh Kumar les solicitó a los niños que pidieran lo que quisieran del menú, el correría con todos los gastos motivado a que por obvias razones, los niños no tendrían para pagar nada de lo que se encontraba en el menú.

bbb3

Luego de estar en la mesa, los niños comieron con muchísimas ganas, no podían creer que estuvieran comiendo en tan lujoso restaurante. Los pequeños terminaron su cena tan solo en unos segundos, agradecieron al señor y se fueron muy contentos. Cuando Akhilesh Kumar pidió la cuenta, quedó muy sorprendido ya que en la cuenta, no tenía un monto, solo un mensaje que decía: “No tenemos una máquina que pueda cobrar la humanidad. Le deseamos lo mejor”.

bbb4

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close